Algunos términos que no deberías utilizar en redes sociales

Blog   /   Redes Sociales

¿Alguna vez has estado ojeando tu muro y te has detenido para poner mala cara por una publicación de una marca o negocio? Seguramente era una palabra o una frase que hizo que dedicaras un momento a cuestionarte la elección del vocabulario de la organización.

El lenguaje es algo poderoso que obviamente tiene un gran impacto en el sentimiento que expresa tu contenido. Nadie, ni siquiera un vendedor de redes sociales es perfecto, así que, es comprensible que el muro de las redes sociales de una compañía pueda cometer un error de elección de vocabulario ocasionalmente. Para ayudarte a que evites las palabras que desentonen, hemos reunido algunos términos que se ven y se oyen comúnmente, y que puedes eliminar sin problemas de tu vocabulario social.

¿Qué quieres decir?

Un principio clave de la buena comunicación es asegurarse de que tu mensaje sea claro y fácil de entender. Desgraciadamente, el uso de jerga de marketing, palabras de moda o términos ambiguos en redes sociales de negocios es una práctica frecuente. Esto no le hace ningún favor a los esfuerzos de mensajería de la marca, ya que perturba a los miembros de la audiencia que no entienden inmediatamente lo que significa el contenido. Como Jennifer Chatman, profesora de administración de la Haas School of Business de la Universidad de California-Berkeley, explicó al hablar con Forbes: “La jerga enmascara el verdadero significado. La gente la utiliza como un sustituto para no tener que pensar demasiado y de forma clara en sus objetivos y la dirección que quieren dar a los demás”. Con el uso excesivo de tal vocabulario, tus palabras y, por lo tanto, tu contenido dejan de transmitir información. También es bastante seguro decir que el contenido lleno de este tipo de palabras es sencillamente aburrido, y esto no es algo que desees cuando tu objetivo es cautivar a tu audiencia.

Entre algunos ejemplos populares de jerga utilizada en exceso que debes evitar en tu contenido de redes sociales o cuando discutas tu estrategia, se incluyen:

  • Viral: Aunque se refiere al fenómeno real en el que el contenido online recibe orgánicamente una cantidad enorme de interacción en las redes sociales, los administradores de redes sociales y los vendedores han empezado a utilizar el término “viral” para describir sus objetivos de contenido. En lugar de decir que tu objetivo es que tu publicación se vuelva viral, es mejor (¡y más fácil!) establecer objetivos que se puedan medir. Para obtener ayuda con esto, hemos redactado una guía para medir tus campañas de redes sociales.
  • Sinergia: Sinergia, que define simplemente la interacción entre dos cosas para crear un mejor resultado, es un término que puede en muchas ocasiones hacer que tu audiencia se rasque la cabeza sin comprender. Es uno de esos términos que aparecen tan a menudo que su significado es opaco y que puede reemplazarse fácilmente con palabras más simples. Mashable coronó a la palabra sinergia, una fuente de dolor para muchos miembros de la audiencia, como “la palabra de moda de la que nunca puedes huir”.
  • Optimizar: esto significa solamente hacer que algo sea lo más eficiente posible a través de un trabajo constante, pero la palabra “optimizar” se ha convertido en un comodín para simplemente “crear buen contenido”. Escucharás frecuentemente que “la publicación se ha optimizado” cuando normalmente se quiere decir simplemente que la publicación se editó o que se volvió a publicar en una hora del día con mayor tráfico. Este es otro caso en el que es mejor decir simplemente lo que quieres decir, en lugar de poner una palabra que te haga sentir más inteligente.
  • Milenario: Normalmente utilizada en marketing para “describir a la gente nacida entre principios de los 1980 y principios de los 2000” el término milenario ha perdido el sentido. Aunque pueda ser útil cuando tu marca esté intentando conectar con una audiencia más madura que está intentando entender a una generación más joven, ningún milenario se identificará como tal. Al igual que el término “hipster” se ha vuelto tan desagradable, especialmente entre aquellos que encajan en la descripción del término, “milenario” es una palabra que aquellos en el período de edad especificado, huirán de ella. Estar estereotipado en general es algo poco atractivo y como se describe en nuestra publicación sobre el término, “hay innumerables puntos de vista que compiten en ese período de edad, para establecer qué es popular y qué no”. Cuando los vendedores utilizan la palabra milenario como un descriptor inclusivo, están fracasando al dirigir de forma auténtica su contenido de redes sociales.

¡No vas a creer lo que ocurre a continuación!

Si este encabezado te resulta familiar, puede ser porque la mayoría de los artículos de tipo cebo compartidos online, tienen algún tipo de título sensacionalista y excesivamente dramático con el objetivo de atraer a los lectores. Debido a la popularidad de este tipo de encabezados, muchos usuarios los identifican casi de inmediato como un tipo de artículo sensacionalista de internet. Como Charlie Brooker de The Guardian explica: “Estamos intentando encajar porque la exageración es el lenguaje de internet, un foro de discusión tan abarrotado de forma irremediable que solo las declaraciones más estridentes tienen impacto”. Utilizar estas expresiones tan intensas durante todo el tiempo, es insostenible para cualquier persona o marca y da la impresión de no ser auténtica. Si quieres que la autoridad y la influencia de tu marca siga intacta, utilizar hipérboles o palabras demasiado exageradas en tu contenido de redes sociales, es algo que deberás evitar.

Aunque soy totalmente culpable y entiendo la tentación de utilizar generalizaciones y exageraciones, reconozco que este tipo de descripciones hacen más daño que bien a mi contenido. Aunque un consejo útil es preguntarte si la declaración que haces es realmente cierta, algunos términos comunes que deberás evitar son:

  • Top/lo mejor: Antes de referirte a algo como “lo mejor”, sigue el consejo de arriba y piensa si esto es congruente. ¿Es posible que haya cosas mejores que la que mencionas? No le des a tu audiencia una oportunidad de cuestionar o desafiar lo que dices gracias a una palabra de tu elección.
  • Lo peor: Utilizado de la misma forma que “lo mejor”, decir “lo peor” se ha convertido en una forma entre los usuarios de redes sociales jóvenes de simplemente describir algo que es malo. Por ejemplo, si alguien publica una foto en Instagram de un burrito que no venía con el guacamole extra por el que se pagó, sus amigos pueden comentar “LO PEOR”. Debido a que esto se ha convertido en un término popular y excesivamente dramático en las redes sociales, utilizarlo, puede no ser demasiado beneficioso para tu marca.
  • Necesitar: De nuevo, pregúntate si ésta es la mejor palabra para utilizar en tu contenido de redes sociales. ¿Alguien “necesita totalmente ver esto” cuando “esto” es un video de ti mismo representando una escena de Shakespeare con tus hurones? Esto podría ser discutible a un nivel personal, pero cuando consideras que la gente “necesita ver” todo lo que publicas en una red social o que algo “es una lectura obligatoria”, estás creando una situación de “Pedro y el lobo” y los miembros de tu audiencia lo advertirán de inmediato.
  • Único: Aunque sea tentador declarar que tu publicación es la “única guía para _______ que necesitas”, lo cierto es que probablemente haya otras publicaciones del mismo tipo y con información similar. Cuando utilizas este tipo de lenguaje, de nuevo ofreces a tu audiencia la posibilidad de desafiar tus declaraciones, lo que desacredita tu trabajo.

¿Qué has hecho otra vez?

El último término que debes considerar eliminar de tu vocabulario de cultura de redes sociales es en realidad un grupo de palabras que se están utilizando cada vez con más frecuencia para describir trabajos en la esfera de marketing y redes sociales. Entre algunos de los que nos hemos encontrado se incluyen:

  • Ninja de las redes sociales
  • Estrella de rock del marketing
  • Experto en contenido

Este tipo de apodos, aunque aparentemente son inocentes y graciosos, pueden causar efectos negativos en tu experiencia profesional. Cuando Jeff Barrett le preguntó a su comunidad de Twitter qué opinaban sobre estos títulos de puestos inventados, descubrió que 9 de cada 10 personas creían que devaluaban a la persona y hacía que otros la tomasen menos en serio. Como Christa Freeland, especialista de marketing de Powershift Group en Austin, Texas, explica a Entepreneur: “Cuando alguien trabaja para mostrarse a sí mismo como un experto y luego recurre a un título hordinario que él mismo ha elegido, algo raro hay allí. La mayor parte del tiempo veo que la gente de marketing y redes sociales utiliza esta terminología y eso no ayuda para nada”. Has trabajado tanto para alcanzar ese puesto, así que no lo menosprecies recurriendo a un título vago y sin sentido. El inmenso poder del lenguaje implica que elegir con cuidado las palabras y las frases que utilizas en tus redes sociales y estrategias de contenido, es algo esencial.