Image by Richard Elzey via Flickr

6 maneras de mejorar el marketing de contenido

Blog   /   Redes Sociales
April 28, 2016

Incluso las marcas más queridas tienen sus detractores, eso es inevitable. Así que para las personas que trabajan en marketing, a menudo es mejor centrarse en ser memorable y destacarse entre la multitud. Piensa en todos esas canciones publicitarias comerciales que no te puedes sacar de la cabeza, o la expectación de productos asociados con la llegada de una nueva temporada (Gingerbread Latte, te estoy mirando a ti). Las marcas que logran esto lo hacen desviándose de la ruta marcada. El gurú del marketing Seth Godin llama a esto “encontrar a tu vaca púrpura”, un término inspirado por un breve poema absurdo siglo XIX y que utiliza Godin para describir el hacerse notable y conseguir éxito en la publicidad al pensar con originalidad.

¿Deberías estar pensando en encontrar la vaca púrpura de tu marca? Encontrar esa manera única de contar tu historia implica correr riesgos y sorprender a tu audiencia. Eso significa que el primer paso en el camino hacia una marca bovina más memorable es averiguar si has estado aburriendo a tus seguidores.

3 señales advirtiendote que podrías estar aburriendo a tus seguidores

Tu tasa de interacción de Twitter es baja

Ya que Twitter ha dado a conocer sus herramientas de análisis a todos los usuarios, determinar qué tal le esta yendo a tu mensajería en la red de microblogging es más fácil que nunca. Tal vez la más reveladora de todas las métricas disponibles para los usuarios es la tasa de interacción, un número que se calcula en función del número de impresiones (es decir, el número de personas que han visto el tuit) y el número de interacciones (clics en el enlace, favoritos, retuits, etc.) con tus tuits. Obviamente, mientras mayor sea la tasa de interacción, mejor te esta yendo. Hemos observado esto nosotros mismos cuando duplicamos nuestra tasa de interacción de Twitter en dos meses.

Lo ideal sería que realizaras un seguimiento de la interacción de cada tuit enviado desde tu cuenta, para ver qué tuits consiguen mejores resultados que los demás e intentar evaluar las razones que lo explican. Sin embargo, si eso no es una expectativa realista, comprueba tu métrica de interacción una vez al día y observa cómo fluctúa. Si notas una disminución constante en el número, puede ser un buen momento para investigar y poner al día tus conocimientos en la redacción de tuits para impulsar el tráfico .

El número de personas que dejan de seguirte aumenta

Sé que duele ver que los seguidores se vayan, pero es importante que tu marca mida esos números. Es natural perder unos pocos seguidores a la semana, cuando la gente decide limpiar sus páginas de inicio de Twitter, o solo seguía la cuenta de tu marca esperando un seguimiento mutuo. Sin embargo, si el número de personas que dejan de seguirte sigue aumentando semana tras semana y es desproporcionadamente grande en comparación con los seguidores ganados, es motivo para preocuparse. Es una buena idea echar un vistazo a los usuarios que dejaron de seguir tu cuenta para ver si tienen algo en común, y para ver si corresponden con la descripción de tu audiencia objetivo: si es así, sabrás que realmente estás en apuros.
Los resultados de nuestro cuestionario han señalado que eres aburridoSi no sabes cómo realizar el seguimiento del número total de seguidores ganados y perdidos durante la semana sin hacerlo manualmente, investiga herramientas como SocialBro y SumAll. Puedes obtener información de diferentes redes sociales entregada semanalmente en tu bandeja de entrada y alarmarte en cuanto observes que las cifras de personas que dejan de seguirte aumenta en comparación con las semanas anteriores.

Si te acabas de preguntar “¿Qué cuestionario?”, deberías evaluar la interacción de tu cuenta de Twitter en este cuestionario que publicamos hace unos meses. Además de mostrar tus resultados comparando tu cuenta con un doble en las redes sociales, este cuestionario analiza algunos elementos esenciales para mantener una presencia interesante en las redes sociales, como el número de tuits que envías todos los días, el foco principal de tu mensajería y tu nivel de interacción con las personas que te @mencionan en sus propios tuits.

Entonces, ¿qué puedes hacer para evitar ser aburrido, en cualquier aspecto de tu trabajo? Para encontrar lo que funciona para tu audiencia en específico, la mejor práctica es una investigación a fondo de tu audiencia, el ensayo y error, y la perseverancia. Hemos visto los mismos principios generales de trabajo para las cuentas de Hootsuite y otras marcas en el pasado, así que los hemos recopilado en esta lista de 6 maneras de arreglar el contenido aburrido.

6 maneras de arreglar el contenido aburrido

Predica con el ejemplo

Mi profesor de química del instituto enseñó a la clase la formación de un compuesto químico presentándonos dos cupcakes y tomando un bocado de cada uno. Aunque la eficacia de esta demostración en el aprendizaje de la teoría de los enlaces químicos es cuestionable, fue una presentación muy memorable, porque el profesor tradujo un conocimiento teórico a un ejemplo de cupcakes concreto y familiar.

Las redes sociales presentan una gran oportunidad para probar algo y compartir tu experiencia con otros usuarios, para animarlos a sacar sus propias conclusiones de otras experiencias similares. Usa ejemplos de tu propia experiencia para explicarte en tutoriales o publicaciones de instrucciones; o demuestra un concepto que consigue mucho debate en teoría, pero rara vez se muestra en la práctica. El verano pasado, nuestro editor de blog David Godsall experimentó con formas de influir en el contenido que aparece en su página de inicio de Facebook. Los algoritmos de las páginas de inicio consiguen mucho debate, incluso en este blog, pero rara vez consiguen ser el centro de atención como parte de la experiencia personal de alguien, a menos que se trate de un viaje falso al sudeste asiático, o la maneras de ponerles los pelos de punta a tus amigos de Facebook. Predicar con el ejemplo puede mostrar un nuevo ángulo sobre un tema debatido con frecuencia, y añade algo personal al tema, para que sea más fácil de asimilar y recordar.

Muéstrale a tu audiencia qué no hacer

En una línea similar, predicando con el ejemplo a veces significa darte cuenta de que has cometido un error y ayudar a otros a evitar los mismos problemas. Otto von Bismarck dijo la famosa frase de que “solo un tonto aprende de sus propios errores, el sabio aprende de los errores de los demás.” Y si bien la nueva cultura va en contra de la sabiduría del político prusiano, no deberías tener miedo de hacer el tonto en beneficio de tu audiencia, porque tu victoria final radica en la entrega de un gran contenido informativo, incluso si esto significa admitir un error.

En el blog de Hootsuite, hablamos mucho sobre la manera de garantizar que tu contenido en línea dé buenos resultados; ¡pero si hasta esta publicación analiza este tema favorito nuestro! A veces, la manera más sencilla de demostrar eso es dando ejemplos de temas y formatos que han funcionado (y no han funcionado) para nosotros. Eso es exactamente lo que hemos hecho en esta publicación sobre nuestro contenido de peor resultado: hemos revisado nuestros números, y hemos intentado averiguar qué se interpuso en el número de vistas de una selección de antiguas publicaciones de nuestro blog. Admitir la derrota añade personalidad a la marca, lo que demuestra que hay seres humanos reales detrás de cada contenido, pues es humano tropezar de vez en cuando.

Dilo con una imagen

Ya estés creando un tuit o una publicación de blog, pregúntate: ¿puedo ilustrar esta idea con una imagen? Puedes hacer un juego de palabras visual ingenioso con el tema, o una ilustración literal del concepto como con una infografía o un gráfico. En general, los medios visuales como imágenes, animaciones GIF o videos han demostrado aumentar la interacción en las principales redes sociales como Facebook y Twitter. Si los combinas con un mensaje ingenioso, se convierten en una receta perfecta contra el aburrimiento.

Sé consciente de los titulares y las líneas de asunto Añadir una imagen a tus publicaciones también ayuda a los miembros de tu audiencia que son principalmente aprendices visuales. Aunque la teoría de estilos de aprendizaje se ha desacreditado en gran medida, los investigadores sí afirman que mezclar las cosas aumenta la atención; y, después de un duro día de trabajo o un fin de semana demasiado divertido, mirar una foto es más fácil que leer 700 palabras. Por eso, intentamos ilustrar algunas de nuestras publicaciones detalladas y explicativas con tablas o gráficos que resumen la idea principal; como hicimos en nuestra publicación de los 8 tipos de redes sociales .

Junto con las imágenes de encabezado, los titulares son el escaparate de tu contenido. Ofrecen un adelanto del tema, el ángulo que estás utilizando para abordar ese tema y ​​el tono general de tu artículo. Si estás interactuando en campañas de marketing por correo electrónico, lo mismo se aplica para tus líneas de asunto: cualquier redactor creativo de conversión te dirá que el asunto del correo puede transformar en un gran éxito o en un rotundo fracaso tus tasas de apertura.

Los titulares y las líneas de asunto suelen ser lo último en lo que piensan los escritores, pero son la parte más difícil de escribir del artículo o correo electrónico. El arte de un titular que se pueda compartir es encontrar ese término medio. Tu titular tiene que ser interesante, pero sin emplear tácticas de hostigamiento para conseguir clics. Tu titular no debería revelar todo lo que analizas, pero también debería cumplir su promesa en el texto del artículo. Una buena prueba para los titulares o líneas de asunto es preguntarte: ¿Yo tuitearía eso? Si no, revisa y vuelve a escribir.

Muestra una perspectiva más amplia

Desgraciadamente, a veces el contenido aburrido contiene información que realmente todos nosotros deberíamos estar leyendo. El problema con este tipo de texto es que suele posicionarse de una manera prescriptiva, diciendo cosas como “deberías hacer esto” y haciendo una lista de las razones para ello. Lo admito, lo hacemos mucho; por eso intentamos darle vida a esos tipos de blog en otros métodos de esta lista. Sin embargo, hay otro enfoque que puedes probar para este tipo de publicaciones, y es ponerlas en un contexto más amplio.

Un pequeño ejemplo de cómo proporcionar contexto es incluir números de los últimos estudios o encuestas sobre el tema. Por ejemplo, yo introduje este artículo sobre cómo impulsar las publicaciones de Facebook (no es el tema más emocionante de todos, pero es vital si eres una marca que se publicita en esta red) enumerando un tiempo medio estimado que dediqué a Facebook para mostrar el importante papel que desempeña la red social en la vida de cualquier usuario.

Por supuesto, en términos de ampliar la perspectiva, esto no es tanto un “panorama global” como lo que hacen muchas marcas que buscan su propia vaca púrpura. Para ver ejemplos de algunas grandes marcas que se pasan completamente con el contexto para sus campañas, lee sobre las 5 campañas de marca más exitosas de la última década.

Sal de la rutina

He guardado este consejo para el final, ya que esta es la primera recomendación dada a las marcas que buscan su propia vaca púrpura de las redes sociales. Claro, pensar con originalidad rara vez deja de hacer las cosas más interesantes, pero ¿cómo puedes hacer esto exactamente, especialmente cuando todo el mundo está intentando superar a sus competidores con algo original?

Trata de pensar como un artista; después de todo, las mejores campañas publicitarias del mercado son similares a las obras de arte. Durante mucho tiempo, las normas de tradición y galería exigían a los artistas visuales que mostraran sus lienzos dentro de un marco rectangular. Muchos artistas jugaron con perspectiva, ángulos y la imprimación del lienzo para que su arte destacara entre otras piezas. Sus técnicas innovadoras se consideraron “pensar con originalidad”. Pero piensa en el primer artista que lo intentara por primera vez con un lienzo de otra forma; un lienzo que adopta una forma diferente de un rectángulo o adopta una superficie tridimensional. Esa persona no solo estaba pensando con originalidad, él o ella redefinió lo que era realmente la originalidad.

Intenta descubrir qué es la “originalidad” de la publicidad de tu marca y las maneras en las que puedes innovar. ¿Puedes resaltar tus colores púrpura con una campaña interactivao haciendo que tu cliente sea el héroe de la historia? Sea lo que sea, no tengas miedo de darle tu toque personal. Y si fracasas, no te preocupes: siempre hay contenido interesante que pueda salir de eso.

¿Conoces otras formas de remediar un contenido de bajo rendimiento? ¡Comparte tu sabiduría con nosotros en los comentarios!